Fernando González visita Corporación Naim en Curicó



El destacado deportista, ex tenista profesional, quien estuvo entre los diez mejores según el ranking ATP y obtuvo medallas en los Juegos Olímpicos de Atenas, estuvo en la Corporación Naim de Curicó el pasado fin de semana para asistir a la inauguración de la biblioteca cuyo nombre reconoce la destacada labor de un gran colaborador de la institución, Memo Achurra.


“Quiero felicitarlos por la labor que realiza la Corporación, creo que es muy importante trabajar con las personas que necesitan, a la vez de recordar a un gran tenista como fue Memo Achurra.

Debiera haber más gente como ustedes trabajando por ayudar a los niños y niñas que necesitan en nuestro país. Somos buenos para criticar en el país, pero malos para actuar, y aquí están ustedes, siendo secos para ayudar, trabajando en silencio por el bien común, por eso les deseo el mayor de los éxitos”, aseguró Fernando González.


En la ceremonia participaron directivos de la Corporación, representantes de la empresa C. Abud & Cia. y familiares de Memo Achurra.

“La inauguración de la biblioteca permitirá fomentar el hábito de la lectura y así contribuir a la formación y crecimiento de nuestros niños y niñas. Este fue un anhelo de la Corporación que se manifiesta en un reconocimiento a la colaboración que hasta el día de hoy nos brinda la empresa formada por Memo Achurra.


A la vez, esta actividad se enmarca en la política de Responsabilidad Social de C. Abud & Cia, que llamamos Comunidad de Corazones, ya que la Corporación está unida de por vida a nuestra organización. Nos preocupamos de asegurar su financiamiento y estabilidad, así como también contamos con la colaboración de nuestros clientes y empresas exportadoras”, destacó Christian Abud, Director Gerente de C. Abud & Cia.


NAIM es una Corporación privada sin fines de lucro, fundada en julio de 2008, ubicada en Curicó cuya misión es acoger a niños, niñas y jóvenes que estén sufriendo situaciones que les impidan vivir un sano crecimiento y se les ofrece junto a sus familias diversas herramientas para ayudarlos a prevenir y reparar conductas de riesgo, favoreciendo su desarrollo social y educacional.


En sus 23 años de existencia han pasado más de 4.000 niños y niñas donde más del 90% han podido salir de la marginalidad y riesgo social.