RIZÓSFERA EN LA FRUTICULTURA

• Trabajar de la mano de la innovación e investigación aplicada en proyectos frutícolas, son parte de los propósitos de nuestra organización, con los que trabajamos día a día junto a productores, colaboradores y clientes.


• En esta línea, nuestro equipo trabaja desde el 2015 sobre la rizósfera y su impacto en la productividad y calidad de fruta, a través del uso de compost como una de las formas de estimular la rizósfera. Este trabajo incluye también el uso de micorrizas, bioactivadores de suelo y otros microorganismos que están en estudio por el Centro de Innovación Montefrutal (CIM).


• Se han podido comprobar múltiples beneficios con este sistema, al ser el compost un producto más terminado, y que posee una carga microbiana concentrada y de alta calidad.


• Este camino ha permitido mejorar la rentabilidad de nuestros clientes al ir de la mano con aumento de productividad y calidad en la mayoría de los casos, logrando que sustentabilidad también signifique una mejora del negocio


• Esperamos que esta línea de trabajo continúe aportando beneficios, mayor conocimiento y entendimiento de la rizósfera en la fruticultura, permitiendo de esta manera que la industria desempeñe un papel relevante en reducir el impacto del ser humano sobre el cambio climático y cumplir con las demanda de entregar alimentos de alto valor nutritivo y que beneficien la salud humana.