Las Innovadoras Técnicas que aplicamos en Viveros Montefrutal


Plantas de cerezos precoces y adaptables a diferentes tipos de suelo, y un clon de kiwi Hayward (clon 8) que permite obtener un fruto de forma más cilíndrica -por lo tanto, de mejor precio-, de buen calibre, con más fertilidad por yema frutal, con menos emisión de botones laterales, especialmente deformes, facilitando de esta manera la labor de raleo, son algunos de los innovadores trabajos que actualmente realiza Viveros “Montefrutal”, perteneciente a la empresa C. Abud & Cia. y que tiene a disposición de la industria frutícola.

“Como empresa, estar a la vanguardia en innovación e ir anticipándonos a los cambios es fundamental y parte importante de nuestro quehacer diario se centra en esta labor. Somos una empresa dedicada a la fruticultura de manera integral. Al mismo tiempo cumplimos el rol de gestores, productores y asesores técnicos, por ello la labor que desarrollamos en el vivero es crucial, comprobamos en nuestros propios huertos los avances científicos, entregando de esta manera soluciones generadas a partir del conocimiento propio”, comenta Christian Abud, Director Gerente de C.Abud & Cia.


Viveros Montefrutal nace en 2007 a partir de una necesidad propia del área agrícola de C.Abud & Cia, de poder disponer de una mejor selección del Guindo Ácido como patrón para múltiples variedades de cerezas.


“Con el tiempo y una vez validado el patrón en nuestros huertos y a solicitud de los clientes nos animamos a vender plantas.

Hoy contamos con aproximadamente 1.500 hectáreas plantadas en diferentes valles con mucho éxito en la producción, calidad y sustentabilidad de los huertos.


Actualmente tenemos formatos de raíz desnuda y bolsa, tanto de nuestra selección de sierpes como clones meristemáticos. Estos últimos ocupan más del 85% de nuestra oferta de plantas”, agrega Felipe Irarrázaval, Gerente del Área Agrícola.


Paralelamente, y debido al aumento de la demanda por plantas de kiwi, hace dos años se retomó la producción, buscando una nueva forma de hacer plantas de calidad superior, sanas y que aporten mejores características a la variedad.


“Es por esto que nos asociamos con uno de los más innovadores viveristas de Italia implementando nuevos formatos a partir de estacas leñosas y patrones tomuri, que permiten hacer plantas terminadas en el mismo año y tener una mayor diversidad de patrones de kiwi”, asegura Irarrázaval.

Como la mayoría de los clientes son asesorados por la empresa, existe una doble responsabilidad con ellos “y eso nos hace muy prudentes en los compromisos que asumimos.

Nosotros como productores de fruta tenemos más que claro lo que significa partir con una planta de segunda calidad o tener todo preparado y no disponer de la planta. Por otra parte, nuestro prestigio en el área profesional, construido en más de treinta años, es un activo que cuidamos día a día”, finaliza Irarrázaval.


El modelo de comercialización del Vivero tiene como pilar fundamental el servicio de post venta, que comienza con el arranque de las plantas hasta el primer año de formación. Durante este periodo se realizan visitas a los huertos para ver el porcentaje de prendimiento y brotación de las plantas entregadas.